Las bombas de vacío fueron creadas principalmente con la idea de combatir la disfunción eréctil. Al usar la bomba de vacío se puede lograr un engrosamiento del glande, provocando una erección.
También son utilizadas como post-operatorio para los que se operan de la próstata. Pero los médicos no recomiendan que se use más de 30 minutos al día, porque puede generar trombosis (coágulo de sangre en el pene).

Al ser usada regularmente, la bomba de vacío, puede lograr un aumento en el tamaño del pene, aunque puede ser peligroso aplicar tanta presión a una zona tan sensible.
Si desea usar una bomba de vacío para agrandar su pene, recomendamos que consulte con un especialista en el tema antes de comprar una.

El concepto de los aparatos de tracción, es el de usar acción contínua y leve sobre el pene, para que de a poco se vayan quebrando las células del cuerpo esponjoso, y se vayan creando células nuevas. Esto hace que muy de a poco, el tamaño del pene vaya aumentando.

Pero tiene sus desventajas. Hay que llevarlo puesto muchas horas diarias, y eso implicaría o no salir de casa durante un tiempo, o llevarlo debajo de la ropa.
Llevarlo debajo de la ropa no es posible en todos los casos, porque algunos aparatos de tracción no estan preparados para eso. Pero algunos si lo están. El problema es que uno no siempre está cómodo física y mentalmente al saber que trae puesto un "alargador de pene".

El método de aplicar acción contínua es un concepto muy usado en la medicina de hoy en día, y por eso se ha probado utilizarlo sobre el pene. Es uno de los métodos más efectivos que se conocen, pero aún asi no dude en consultar con un especialista para que lo asesore.

Las píldoras y cremas son una mentira. En este caso lo único que aumentará de tamaño es el bolsillo del fabricante. Si bien existen pastillas para combatir la disfunción eréctil, las mismas producen una erección momentánea de unas horas, pero es imposible que aumenten de tamaño y que sea algo permanente.

Tenga mucho cuidado si desea comprar estas pastillas sin recomendación ni recetas médicas. Este método es uno de los más fraudulentos que hay para aumentar el tamaño de su pene.
Tenga mucho cuidado con esta falsa promesa. Consulte con un especialista médico.

La cirugía peneana es algo muy serio y no debe ser tomado a la ligera. Dicha operación consiste en lograr sacar hacia afuera la parte del pene que está dentro del cuerpo y para eso se actúa directamente "cortando" una parte del ligamento suspensorio. Esto hace que el tamaño del estado flácido aumente hasta un promedio de 5 cm, y en erección hasta 2 cm.

La operación es realmente riesgosa y para algunos no vale la pena el riesgo por tan sólo 2 cm en estado erecto. Además en muchos casos, luego de la operación, el pene se retrae y los resultados son casi imperceptibles.
La mayoría de los hombres que se han expuesto a la cirugía no han quedado conformes con los resultados, y en muchos de los casos han necesitado otra cirugía para reparar ciertos daños producidos por la primer operación.

Esta cirugía no sólo es riesgosa, sino que es muy costosa y si usted aún asi desea probar suerte, le recomendamos que busque un especialista profesional, serio y de confianza.